16 de julio de 2012

Classic Predator (Predators)


El predator es un ojete puro que no le gusta perder; no vale el eufemismo de llamarlo cazador, el güey es un tipo malo por que simplemente es su naturaleza.


Después de no sé cuánto tiempo de no ñoñear, aquí el regreso con éste muchacho que ya tiene un par de meses por acá. Esas lides mal llamadas democracias (en México) que se suscitan cada 6 años suelen quitar muchísimo tiempo y dejan poca cabeza para darle al plástico la importancia que merece.

 En la Uni, llegaba el profe peruano carpeta en mano con una imagen de él. Decía que no podía existir personaje más fascinante ¿Exagerado? La cosa es que en memorabilia ñoña estamos plagados de cientos de estos personajes y es imposible la fidelidad por uno sólo, aunque éste en cuestión pone mucho a pensar.


 Hace unos años ht saca la figura del Classic predator, muy chida y como solía pasar hasta más menos la salida del Mark IV y Spider Man, inalcanzable si no se pescaba al momento ; Muy adoc con la teoría consumista, ht da en el clavo y trae de nuevo “viejas glorias” que contrariamente a lo lógica, al adquirirlas “ahorras” al evitar pagar lo indecible (los que lo hacen) a aquellos que lucran inescrupulosamente con el juguete: que bonitos los nuevos Gobernator, Predator, Black Widow, Joker ledger, Batman Bale y demás personajillos imperdibles (el gober no, que se chingue). 
Lo malo es que para poder hacerse de alguna de estas tendremos que trasquilar otras colecciones, como sea, cada día que pasa y dejamos un SW o Marvel 3 ¾ en el estante, son 10 Usd a la bolsa para el próximo ht.




 Éste es el clásico, pero no el clásico del film original, sino la versión clásica de Predators; que desmadre. Lo más divertido sin duda ha sido su adquisición: lo ves, lo dejas y lo piensas (dólar carísimo más envío, más bara aquí que pedirlo); te decides, a por él, se agota y te enojas; otro día vas por un regalo y “casualmente” se te atraviesa de nuevo, traes el dinero; te mal aconsejan (thks jedifett) y ya cuando ves traes senda caja bajo el brazo; lo abres y se te va el aire, que mono tan chingón.






Como deseo atormentado me gustaría que tuviera textura de piel -pero eso ya es enfermedad, lo sé- y unas articulaciones menos rígidas y más amigables.


Estos monos se tienen que asimilar, imposible apreciar cantidad de detalles isofacto. La melena inmejorable, la red, los ojos malditos, las mandíbulas, las manchas en la piel, el detalle del mundo hológrafico, la mira roja; Luego están las garras imponentes, -acá ht mejora sus pegs al volarles la cabeza evitando así su ruptura (verdad arañita, verdad Steve)- la garra metálica que ya rompí y reparé es simplemente una apología y muestra de buen hacer. Again, estos juguetes pueden parecer (y lo son) caros, pero son esos detalles los que compensan el desfalco. O sea, te sacan la cartera pero te das cuenta.

¿Mandíbula enfurecida, normal, máscara o máscara dañada? Maldito seas ht.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...