22 de octubre de 2010

¿Cómo puede haber tanta belleza inmersa en un plástico sin aparente vida?


Amo los juguetes, me alborotan tanto que a veces siento que es un sentimiento inmoral.
Escapa de todo raciocinio y hace que duela la cabeza.

Myth Cloth de Bandai: Calidad, detalle y perfección japonesa maquilada magistralmente en China.

Este romance se remonta hace unos ayeres cuando compré mis algunos myths (los conocía desde su salida pero nada más de lejos, por más que obvias razones) versiones DTM hasta que en octubre de 2008 esta despareció, entonces casi acabó mi vida: con mucho dolor no quedó otro remedio que dejar pasar las versiones HK y JP que valen el doble de pirules o más. Quedé en humildes 35, otra colección sin terminar.



Diciembre de 2007, SMM no trae el wave 5 (TAC) de SW y diciembre sin juguetes es como ir a las trajineras y no tomar, como Colnago sin Campagnolo, como Panismo sin pendejes, así que que diablos, la excusa perfecta para empezar: Sigfrid y el no va mas, Shaka de Virgo.



Habiendo comprado los 2 primeros que según le dije a mi blu blu -y que sabiamente no me creyó serían los únicos, la mesa estaba puesta para los demás. Dije "uno por mes" y nariz, en medio año ya tenía los que debería de tener hasta mediados del 2009; soy ñoño ¿ y qué?




¿Cómo era? El día que Bandai haga las figuras de SW, acudiré a misa, votaré por el pan y le iré a las gatas del pedregal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...