16 de marzo de 2011

Recuerdos de los hijos del Star Wars, ensayo sobre una generación perdida

¿Autogol?

El escritor y ensayista Rogelio Esparza desarrolló este trabajo en colaboración con integrantes del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.


Convencido de que el perfil de las nuevas generaciones es producto de la sociedad de consumo y que los jóvenes que transitan por los 30 pertenecen a la primera generación experimento de la globalización, el escritor Rogelio Esparza escribe actualmente un ensayo, basado en un guión de cine inédito, en el que intenta desentrañar de forma colectiva, los recuerdos de aquellos que crecieron en la década de los ochenta.


Hace algunos meses un amigo cineasta me prestó el guión de una película que escribió, en el que aborda la situación de vacío que viven los treintañeros que crecieron en México, alimentados por Star Wars y las canciones del grupo Timbiriche. La historia me afectó a tal punto que decidí escribir un ensayo basado en ese trabajo. Creo que hay mucho que decir sobre esta generación que actualmente está tomando la estafeta del poder en el mundo.

Para este ensayo titulado Recuerdos clonados de los hijos de Star Wars, Esparza entrevistó a integrantes del Sistema Nacional de Creadores de Arte que conocieron la parafernalia y el ambiente plástico de la década de los ochenta.

Confirmé que en México existe una especie de red de recuerdos compartidos por toda persona que aún no cumple los cuarenta años. Estoy convencido, después de realizar más de 200 entrevistas, que gran parte de mi generación ya no tienen, en primer plano, recuerdos propios, debido a la influencia de una mercadotecnia tan establecida.

Al preguntar a muchos sobre lo primero que les llegaba a la mente de los años ochenta, Esparza se sorprendió cuando la mayoría mencionó películas de George Lucas o Steven Spielberg, programas de televisión, canciones del grupo Timbiriche, anuncios y marcas comerciales.

Muchas personas de mi generación parecen clones con recuerdos idénticos. Las vivencias personales se esconden bajo una gruesa argamasa de mercadotecnia. Lo que me parece más grave es que pocos están conscientes de la situación. En el guión que inspiró este ensayo, y cuyo título me reservo por estar actualmente en producción, se habla de que el primer paso para una globalización exitosa es estandarizar los gustos y recuerdos ¿Será mi generación parte de ese experimento?.

En opinión del ensayista, el tema es sólo la punta del iceberg de una problemática más profunda que alude a la creación de una sociedad adolescente, cuyos protagonistas, programados por la sociedad de consumo, intentarán algún día cumplir con obligaciones adultas de forma defectuosa.

Hay personas de más de 35 años que afirman con toda seriedad que la película E. T. El Extraterrestre ha representado una guía para sus vidas. Otros continúan coleccionando en la edad adulta figurillas de los personajes de Star Wars. Conocí incluso a un cuate de 39 años que realizaba rituales a la manera de los caballeros Jedi. Suena increíble, pero es cierto. Incluso pertenece mediante la web a una especie de secta templaria que tiene entre sus lineamientos la filosofía de los iniciados de la película La Guerra de las Galaxias.

Esparza considera que este atemorizante panorama es producto de una sociedad que ha enaltecido el llamado síndrome de Peter Pan y mira como una amenaza cualquier rasgo que signifique responsabilidad, compromiso o madurez.

El rasgo más claro de esto es la psicología oculta de muchos jóvenes que crecieron en la década de los ochenta. Aun como padres de familia o profesionistas han incorporado a sus vidas esas fantasías surgidas del cine, la televisión y la publicidad, como una especie de muletilla nostálgica. Este ensayo es un acercamiento a esa generación a la que actualmente se está legando el control del planeta, concluyó Rogelio Esparza.


Autor/Redactor: CONACULTA


Tostoneado de: http://www.arts-history.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...